Tarta de dulce de leche y almendras (sin gluten)

Tarta de dulce de leche y almendras (sin gluten)

Os traigo hoy una versión de mi receta sin gluten para tartas. Ya he comentado en otros post mi vinculo con Argentina y hoy hago honor especial a un ingrediente estrella en la repostería de este país. El DULCE DE LECHE, que por ponerlo…lo ponen en todo y en dosis tan exageradas que es casi imposible no perjudicar nuestro nivel de resistencia a la insulina.

En esta receta he añadido al dulce de leche un maridaje excepcional, las almendras. En una semana la he preparado dos veces, así que no os cuento más y pasamos a la receta.

Base para bizcocho sin gluten:

1 Yogur griego (lo usamos de medida)

1 Medida de aceite de girasol

2 Medidas de azúcar

3 Medidas de mezcla de harinas sin gluten (maíz y arroz a partes iguales o solo una de ellas)

1 Medida de leche vegetal o vaca

1 Cucharada sopera de bicarbonato sódico

3 Huevos

1 Cucharadita de café de esencia de vainilla

Introducimos todos los ingredientes en un bol y batimos con el brazo batidor por 3 minutos hasta obtener una masa muy fina.

Ponemos el bizcocho al horno en un molde redondo desmoldable. Lo cocinamos a 250º en posición arriba y abajo por 10 minutos. Pasado este tiempo pasamos a la posición solo abajo y a temperatura 200º. Cocinamos por 35 minutos más. Antes de apagar el horno podemos comprobar con un palito si se cocinó bien por dentro, si es así ya podemos apagar y dejar reposar dentro del horno 5 minutos.

Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar completamente (si no se nos puede romper). Una vez frío cortamos el bizcocho a lo ancho en tres partes iguales.

Ingredientes para el relleno y cobertura:

1 Porción de mantequilla de 250 gr

150 Gr de azúcar glas

200 Gr de almendra laminada

1 Frasco de dulce de leche de 450 gr

Rellenamos cada parte con abundante dulce de leche y vamos colocando una arriba de la otra hasta volver a tener el bizcocho completo.

Le he cortado la parte de arriba por que esta vez ha subido bastante deforme…Cosas que pasan.

Una vez montada la tarta pasamos a la cobertura.

En un cazo derretimos la mantequilla, removiendo de vez en cuando. Apagamos una vez derretida y reservamos. Introducimos el azúcar el la mantequilla removiendo todo el tiempo para que quede una masa muy suave. Si no disponemos de azúcar glas lo podemos moler en una picadora o un molinillo de café, es así de sencillo.

Cuando hayamos mezclado el azúcar en la mantequilla dejamos a temperatura ambiente. Estará a punto cuando vayamos a cubrir la tarta.

En una sartén antiadherente tostamos las almendras sin dejar de remover,más o menos unos 4-5 minutos. Reservamos.

Colocamos el bizcocho en una fuente plana y vamos vertiendo despacio la cobertura de mantequilla por encima. Aunque se deslice por los lados no te preocupes, después cuando pongamos la almendra laminada iremos arreglando y recogiendo el producto sobrante.

Colocamos las almendras por encima y alrededor de la tarta con la ayuda de un cuchillo plano o espátula pequeña.

Vamos cubriendo hasta colocar la totalidad de las almendras…Nunca es demasiado.

Y ya tenemos listo nuestro postre. Os comento que es cierto que en una semana la he hecho 2 veces. La primera para el cumpleaños de mi hijo mayor el día 12 de febrero y ayer, la segunda como postre para deleitar a unos amigos que vinieron a comer asado. Con el nivel de dulce rebosando en sangre, os dejo hasta la próxima receta del blog.

¡Buen provecho gente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.