Estofado rápido de judías

Estofado rápido de judías

Que ganas tengo de que pase el frio, y creo que lo único que voy a extrañar del invierno son sus platos. Estos ricos guisos que reaniman el espíritu y tienen el poder de subirte la temperatura en un minuto.

Hoy he preparado un guiso de judías blancas, con verduras y derivados del cerdo. Rápido por la sencilla razón de que las judías son en conserva, así que la parte más larga de la cocción ya nos la hemos ahorrado.

Si vas a cocinar las judías en casa tienes que contar con unas dos horas de cocción más las 12 horas anteriores de remojo. Este no es un plato para improvisar, pero os aseguro que compensa si cocinas las judías tu mismo.

De todas formas, siempre encontrarás disponibles en el supermercado marcas de muy buena calidad y con los mínimos conservantes.

Ingrerdientes para 4 – 5 personas:

2 Frascos de judías blancas en conserva de 400 gr

1 corte de panceta fresca de 300 gr

1 Butifarra negra

1 Chorizo para guisar

1 Cebolla

1 Cabeza de ajos

3 Zanahorias

1 patata

1 Hoja de laurel

1 Guindilla semi picante

Sal marina

Aceite de oliva

Agua

En una cacerola antiadherente colocamos 3 cucharadas de aceite de oliva. Doramos la panceta que habremos cortado a tacos de unos 2 centímetros, el chorizo y la butifarra, igualmente cortados a trozos. Si los cocinas sin tapar puede que salpiquen un poco, así que ten cuidado no te quemes. Si los tapas, lo que puede pasar es que la butifarra se reviente y deshaga, cualquier de las dos versiones es válida.

Mientras se va dorando la carne, picamos una cebolla bien pequeña y la añadimos a la cocción. Dejamos cocinar a fuego medio unos 5 minutos. Añadimos ahora la guindilla, la hoja de laurel, la cabeza de ajos y las zanahorias cortadas a rodajas.

Dejamos cocer en su jugo unos 5 minutos más y después incorporamos las judías blancas que habremos lavado bien debajo del grifo para quitar la gelatina. Añadimos junto a las judías la patata cortada a dados pequeños.

Vaciar los frascos de judías en una escurridera y lavar con abundante agua fría para eliminar completamente la gelatina.

Pasados 5 minutos añadimos agua, justo para cubrir todos los ingredientes. Salamos y dejamos a fuego vivo 10 minutos.

Pasados 10 minutos bajamos a fuego medio y dejamos hervir hasta que reduzca. Más o menos 15 minutos más.

Apagamos el fuego y tapamos. Dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

Acompaña con una buena ensalada de primero para compensar la energía tan calorífica de este plato. No hay excusa para pasar frío.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.