Confitura de naranja con semillas de cilantro

Confitura de naranja con semillas de cilantro

¡Buenas tardes! Vamos hoy con una receta para consumir en el desayuno y además tener unos frascos en la despensa. Tenemos excedente de naranjas, estamos a final de temporada y este es muy buen momento para cargarnos con sus vitaminas y propiedades.

La gran mayoría son recogidas del suelo.
Los arboles sueltan naturalmente sus frutos cuando están en el punto optimo de madurez.

Para esta receta necesitaremos :

2 Kilos de naranjas pelada

750 Gr de azúcar blanca o panela

20 Gr de Semillas de Coriandro

La ralladura de 1 naranja grande o 2 pequeñas

Lavamos las naranjas para eliminar las impurezas, si son de mercado utiliza agua caliente para que salga la cera que usan comúnmente para su conservación.

Pelamos y reservamos las naranjas. En este caso como son de cosecha propia, aprovechamos para secar la piel. Es rica en antioxidantes naturales, vitamina A, y C que favorecen el buen funcionamiento del sistema inmunológico y combaten infecciones. Además de tener muchas propiedades sirve para aromatizar los tés y el mate.

Siempre al Sol y en un lugar bien ventilado.

Cortamos las naranjas en cubos pequeños.

Como he dicho arriba, la piel de la naranja y mucho más la parte blanca, es interesante aprovecharla por la cantidad de componentes beneficiosos para nuestro organismo. Posee concentraciones de hierro, calcio, magnesio, zinc. Su nombre es hesperidio y está considerado un poderoso antioxidante.

En una olla o cacerola grande mezclamos la naranja cortada y el azúcar.

Añadimos las semillas de coriandro y removemos.

Añadimos la ralladura de naranja y removemos de nuevo.

Dejamos cocinar a fuego vivo durante unos 20 minutos. Removemos con cuchara de madera de vez en cuando para que no se pegue el azúcar en el fondo. Veras que saca gran cantidad de zumo, este se va reabsorbiendo en la cocción.

Pasados los 20 minutos bajamos a fuego mínimo y cocinamos durante 15 minutos más. Veras que va cambiando de color, hay que estar atento por si se quema el caramelo. Apaga el fuego antes de que este marrón.

Envasamos bien caliente y dejamos los frascos boca abajo para sellarlos. Mañana cuando estén bien reposados ya podrás guardar o consumir.

Para mí es un gran placer preparar este tipo de conservas. Ademas de exquisitas, considero muy valioso el aprovechamiento de los productos que tenemos al alcance, en cada temporada. Se que para esto se necesita tiempo y ganas, pero te animo que lo intentes.

¡Deseo que te guste! Muchas gracias por leer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.