¿Qué cocinar en abril y mayo?

¿Qué cocinar en abril y mayo?

Entramos ya en plena primavera con ganas de renovación y sacudirnos la densidad que ha marcado este invierno. Más allá del confinamiento y las limitaciones del momento, se siente y se ve el cambio de estación. Los días más largos y la exposición a la luz del sol nos carga las pilas y beneficia el ánimo. Nuevos son los olores y sabores en los comercios y mercados, ahora podemos encontrar más variedad de frutas y verduras. La primavera se instaura y nuestros menús van variando de alimentos y formas de cocción casi sin darnos cuenta, para cargarnos de vitaminas y minerales, aligerando nuestra dieta y adaptarnos a una temperatura mucho más suave y cálida. Nuestro cuerpo tiene otras necesidades y si sabemos escucharlo, nos guiara a un buen hacer en todo lo que conlleva alimentarnos.

Es evidente que la alimentación estacional es ideal para fluir con el entorno y volver a conectarnos con los orígenes. Si adaptamos la compra planificando antes de ir al supermercado, podemos favorecer muchos aspectos de nuestra salud. Recomiendo siempre la adquisición de productos de temporada y a poder ser, en comercios locales. Quizás ahora más que nunca para favorecer y restaurar el pequeño comercio de la devastadora situación que ha traído consigo la pandemia y sus medidas.

¿Qué comprar y cocinar en Abril?

Os voy a dar una lista de frutas y verduras para este mes, con varias ideas para cocinarlas y como combinarlas. Tened en cuenta que la proteína animal (si es que la coméis), es la misma durante todo el año, salvo el pescado que varían las especies según la temporada, zona y temperatura del agua de mar.

Anchoa o boquerón, Jurel, atún, bacalao o bacaladilla. Lenguado, merluza, mero, salmón, trucha.

Sea cual sea tu elección, puedes pedir información al pescadero o pescadera y sobre todo fíjate en el brillo de los ojos y la piel, buenos referentes de la frescura del pescado. Si presentan la carne blanda, los ojos hundidos y mates, mejor elige otro producto. Cocina el pescado de forma simple, puedes utilizar el horno o la plancha como opción más saludable.

Las verduras sería la mejor opción para llenar tus platos, sean crudas, salteadas, hervidas o al horno…como más gustes. Elige consumir verduras en cada plato y como podrás comprobar en mis recetas, hay mil maneras de cocinarlas. Conseguirás máximo sabor y cantidades enormes de beneficios si abusas de ellas en tus preparaciones.

Es un enorme placer pasear por delante de las coloridas paradas de cualquier mercado local. En estos días de confinamiento estamos limitados en este aspecto, pero puedes abastecerte de ellas en cualquier supermercado.

Verduras de primavera:

Alcachofas, puerros, cebolla tierna, ajo tierno, espárragos. Estas verduras son altamente diuréticas y depurativas. Te conviene cocciones cortas como el salteado para aprovechar todos sus nutrientes. Si vas a realizar otros platos, tienes que cocinarlas más tiempo para que saquen su ternura, en tortilla y revuelto son festivales de sabor.

Repollo, coliflor, coles de Bruselas, brócoli, acelgas, endivias, apio, lechugas variadas. Espinacas, judías verdes, zanahorias, calabacines. Combina en cada plato una buena cantidad de ellas, al vapor, hervidas, salteadas…etc. Excelente combinar dos porciones de ellas, con una porción moderada de proteína.

Una zanahoria al día como snack, te proporciona una buena cantidad de potasio, fósforo, vitamina A, Betacaroteno y fibra. Piel, cabello, vista y uñas lo agradecerán.

Calabazas, calabacines, boniatos, patatas, nabos, chirivías. Todos ellos excelentes para cocinar al vapor, horno o preparar cremas. Coloca en la vaporera una mezcla de estas verduras junto con cebolla y brócoli. Tendrás un primer plato excelente y muy saludable, en mi caso me encanta aderezarlas con semillas variadas.

Otra buena opción para la cena es una rica y saludable crema de cualquier verdura. Mi favorita de puerros y nabo. Como ideas, puedes adornarla con brotes germinados, chips de verduras crujientes o taquitos de jamón.

Una excelente idea para conseguir un plato completo es guisar estas verduras de raíz con legumbre. Aderezarlas con especias, cilantro fresco, jengibre o cúrcuma rallados. Platos consistentes y frescos a la vez, para ir descargando el nivel de calorías camino al verano.

Los champiñones u hongos de otras variedades no son considerados verduras, pero si añades a cualquier receta que prepares unos cuantos, ganaras en sabor y sumaras propiedades a tus platos. Los puedes encontrar en cualquier temporada del año.

Las ensaladas no son solamente lechugas, una variedad de hojas, hortalizas y frutos pueden combinar en mil maneras para dar color y sabor a un plato que, recomiendo este presente a diario. Las hojas y brotes de canónigos, rúcula, mostaza, remolacha, kale, espinacas, radicheta, achicoria, rábanos, son excelentes fuentes de vitaminas y minerales. Su fibra y la obligación de masticar, mantienen tus intestinos limpios y te saciarán con muy pocas calorías.

Como idea combina la ensalada con una mazorca de maíz hervida, un huevo pasado por agua o duro, aguacates o unas legumbres cocidas. Otra opción, con queso fresco y remolacha a dados…Divino.

Proteína

Elijas el tipo de alimentación que elijas, la proteína es sumamente importante. En mi caso comprobé que cuanto más abusaba de las verduras sin comer proteína, me inflamaba mucho los intestinos. Añade a tus recetas proteínas magras de origen animal si es de tu gusto.

Añade proteína vegetal siempre que te sea posible a modo de legumbres, arroz y sus derivados. Una pequeña porción será suficiente para cubrir las necesidades de tu organismo. Consume preferiblemente la proteína por la noche, ya que al ser de absorción lenta, su digestión no restara energía a tu cuerpo y la asimilaras mucho mejor. Siempre 2 o 3 horas antes de acostarte y con moderación.

Las frutas en esta temporarda

Que no te engañen, más bien dicho no te dejes engañar. No todas las frutas que encuentras estos meses en el mercado son de temporada. Como he comentado en otros artículos, hoy en día nos hemos acostumbrado a tener de todo y en cualquier momento. Personalmente la fruta de importación o de invernadero esta falta de valor nutritivo y de sabor. La fresas más dulces comienzan justo ahora a madurar y en muy poco tiempo tendremos peras, nísperos y ciruelas e higos a nuestra disposición.

Como consejo para cualquier momento del día, añade a tú dieta frutos secos crudos o tostados. También las semillas en los platos de verdura o ensalada. Los minerales, vitaminas y oligoelementos que te aportan vienen muy bien en cualquier época.

Hasta aquí el articulo de hoy, me sentiré muy feliz si te aporta algún dato o idea para simplificar tú vida. ¡Un placer!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.